El líder del futuro

El líder del futuro

[Artículo publicado el 13/11/20 en Indicador d’Economia]

Este último octubre el Foro Económico Mundial publicó su informe anual sobre el futuro del trabajo y, como siempre, ofrece información muy valiosa que ayuda a vislumbrar el futuro más inmediato. Como no podía ser de otra manera el informe hace referencia a la pandemia y el impacto que ha tenido la tecnología en el mundo empresarial. La adopción generalizada de tecnología es un hecho: big data, cloud computing y e-commerce son las máximas prioridades para los directivos. Ninguna sorpresa. Pero a estas tendencias, que vienen de lejos, se les ha añadido ahora la aceleración en la automatización de tareas provocada por la pandemia.

Se calcula que hacia el 2025, pasado mañana, el tiempo dedicado al trabajo por máquinas y personas ya estará repartido al 50% en un proceso irreversible. El informe indica que el 34% de las empresas encuestadas tiene previsto aumentar su plantilla para incorporar perfiles cualificados que puedan gestionar este nuevo entorno más sofisticado y lleno de posibilidades.
En cambio el 43% de las empresas tiene una intención clara e inmediata de reducir la plantilla de trabajadores debido a la integración de tecnología en sus procesos. Y esto nos lleva a una reflexión que las empresas deben hacer con cierta urgencia.
Y no sobre va sobre tecnología, va sobre personas.

Tradicionalmente el mundo del trabajo había seguido una trayectoria lineal y con un ascensor social que funcionaba. El habitual y muy transitado recorrido se hacía empezando por una base de estudios, la especialización y la escalada progresiva hasta llegar a cierta responsabilidad en un ámbito determinado. Pero eso ya hace tiempo que no es así y la pandemia no ha hecho más que acentuarlo.

Actualmente los profesionales ya no siguen trayectorias nítidas, lineales y aseguradas. En cambio, en medio de la carrera profesional muchos deben pivotar entre trabajos de características radicalmente diferentes que requieren una gran reconversión y, de nuevo, un tiempo de perfeccionamiento para adquirir las habilidades necesarias. Estos cambios son críticos para la persona que los tiene que experimentar, demasiado a menudo son roturas en la carrera profesional que pueden llegar a ser traumáticas y con duras consecuencias personales. Pero, ojo, al final también son perjudiciales para las empresas. Conseguir que las personas puedan realizar importantes cambios en sus carreras profesionales y, a la vez, conservar su competitividad es un reto que ya tenemos sobre la mesa El éxito de estas empresas también dependerá directamente de su grado de consecución y adaptación a los cambios. Hacer que los puestos de trabajo estén ocupados por personas poco o nada cualificadas para la tarea es el camino más rápido a una endémica baja productividad.

Y a la vez hay un principio que hace tiempo que está en discusión: la idea de que la empresa está, sólo, para dar beneficios al accionista. El trabajo no puede ser una máquina de quemar personas como cerillas, esta idea debe quedar definitivamente obsoleta y rechazada. Velar por el valor económico es irrenunciable, pero también lo debe ser hacerlo con cierta responsabilidad. Necesitamos nuevos liderazgos que aspiren a un equilibrio entre el necesario rendimiento económico y el valor de las personas. Que apueste por dar sentido y propósito en el trabajo y proporcione un entorno de consecución y desarrollo personal.
Nos va el futuro.

Foto destacada de Eri J. en Unsplash

La importancia de tener un modelo propio, con Claudio Drapkin

La importancia de tener un modelo propio, con Claudio Drapkin

Claudio Drapkin

Entrevista con Claudio Drapkin
Episodio #008 de Canal Consultor.

No siempre se tiene la oportunidad de aprender de consultores tan experimentados como el invitado de este episodio: Claudio Drapkin.

Claudio Drapkin es socio fundador de la consultora SOLO Consultores y desde hace más de 20 años acompaña a personas y organizaciones en sus procesos de cambio. El cambio, ¿te suena?
A lo largo de estos años desde SOLO Consultores han ido desarrollando el Modelo de Valor Total. EL Modelo de Valor Total es un modelo de gestión y un conjunto de herramientas de intervención para todos aquellos que creen que es posible construir organizaciones sostenibles en las que encontrar sentido personal y profesional y a las que se quiera contribuir y pertenecer.

Y no es palabrería, solo hay que echar un vistazo al Modelo para comprender que no se conforman con ayudar a organizaciones sino que además ponen en el mismo plano el valor económico y el relacional. Esa búsqueda de un ideal compartido con toda su red de colaboradores y compañeros de viaje les ha llevado a ir un poco más allá y compartir con toda la comunidad sus ideas y principios.

Eso se ha concretado en la reciente publicación del libro en el que describen ese Modelo de Valor Total. Un libro, por supuesto, totalmente recomendable si te dedicas a la consultoría o la gestión empresarial porque no se limita a quedarse en la teoría. El libro viene acompañado de todas las herramientas concretas para que lo utilices en tus proyectos. 

Llegar hasta este punto es un reto al alcance de unos pocos, los que se han equivocado lo suficiente como para acertar. Pero es que además en la redacción del libro han colaborado más de veinte consultores y expertos, con todo el esfuerzo que eso conlleva. Un auténtico lujo de proyecto que ya puedes encontrar en tu librería preferida.

En esta entrevista con Claudio Drapkin repasamos las ideas y principios fundamentales detrás del Modelo de Valor Total y el ideal que les ha llevado a compartirlo con todos nosotros. 

Te invito a repasar esta conversación con Claudio y, si te ha parecido interesante, deja tu comentario y comparte.

Momentos destacados

10:37 La creación del modelo Total Value Management
18:06 El momento Xavier Marcet
19:33 El enfoque práctico del libro
25:10 La matriz de valor total
34:57 La fórmula de Total Value Management
39:27 La adaptación del modelo al COVID19
41:42 La identidad y su importancia en el modelo
46:05 La empresa humanista

Recursos

Aquí tienes los enlaces a todos los recursos que se mencionan en el episodio:

SOLO Consultores
Linkedin https://www.linkedin.com/in/claudiodrapkin/
Twitter https://twitter.com/CDrapkin

Libro Total Value Management

La provisionalidad permanente

La provisionalidad permanente

[Artículo publicado el 9/10/20 en Indicador d’Economia]

Ahora que se vislumbra la definitiva convivencia con las tres M (metros, manos y mascarilla). Ahora que sabemos que la vacuna y la tierra prometida tardarán en llegar. Ahora que sabemos que 2021 se parecerá bastante a la segunda parte de 2020. Ahora que sabemos que el futuro no será como el pasado añorado. Ahora que ya sabemos donde estamos.

Ahora. Ahora es el momento de hacer las pruebas, de explorar nuevos caminos e innovar lo más rápido de lo que seamos capaces. De prepararnos para lo que vendrá después de este intervalo de duración todavía indeterminada donde todo parece más extraño y temporal. Y es que se ha instalado una cierta sensación de provisionalidad que invito a aprovechar por la vía urgente.

Todos entendemos ciertamente que las organizaciones están intentando adaptarse lo mejor que pueden y saben. Y, en general, disculpamos las inconveniencias que esto provoca por aquello de «es lo que hay» o mejor «con esto hemos de convivir». ¡Y aquí precisamente es donde se abre una rendija fantástica!

¿Qué mejor momento que este para probar ese nuevo servicio digital? ¿Por qué no probar a cambiar nuestros procedimientos y dotarnos de más flexibilidad? ¿Cómo no hacer un piloto con ese programa tanto prometedor para encontrar nuevos clientes potenciales? ¿Quién ha dicho que no podemos hacer una prueba de mercado con un nuevo segmento de clientes hasta ahora arriesgado e incierto?

¿Qué nos impide probar y probar? ¿El fracaso? Nos costará volver a tener un periodo como éste en el que, tal vez más que nunca, el error está permitido, aceptado e incluso aplaudido. Si vamos de cara, con transparencia y honestidad nos encontraremos unos clientes más que dispuestos a aceptar nuevas propuestas, nuevas formas de relacionarnos y originalidad en nuestros intentos. Y lo más importante de todo, dispuestos a aceptar que no somos perfectos, que no lo tenemos todo medido y que, nosotros también, somos exploradores de los nuevos tiempos.

No me estoy refiriendo a una innovación pesada, lenta, costosa y poco efectiva. Me estoy refiriendo a exploraciones ágiles y rápidas del terreno de lo desconocido. A incursiones en pequeños pelotones que sepan medir resultados y devolver información de calidad a la organización. Información de primera mano sobre los clientes, sus nuevos usos de nuestros productos y servicios, su reacción ante las nuevas propuestas de digitalización y, sobre todo, la identificación de nuevas oportunidades.

¿Por qué?, se preguntará alguien. Porque tanta exploración y ganas de cambio?

Muy sencillo. Pues porque cuando nos podremos librar de la puñetera mascarilla nadie entenderá que no hayamos aprovechado el tiempo para reinventarnos y ofrecer propuestas ajustadas a los cambios que se habrán consolidado como definitivos.

Foto destacada de Andrew Neel  en Unsplash

Cinco años en cinco meses

Cinco años en cinco meses

[Artículo publicado el 16/9/20 en el Indicador de Economia]

El 15 de marzo es el día en que comenzó el confinamiento y el día en que todo cambió de golpe. Desde entonces han pasado sólo un poco más de cinco meses. Cinco meses en el que el mundo se ha dado la vuelta.

De prisa, sin tiempo para planificar casi nada todos fuimos a casa a protegernos del virus. Y vivimos un festival de video conferencias, directos, webinars, cursos y todo tipo de actividades online para estar entretenidos y conectados a pesar de la distancia.

Quien más quien menos empezó a trabajar desde casa. Algunos en condiciones óptimas y muchos haciendo malabarismos sin un espacio propio, un horario de trabajo claro ni la concentración necesaria que requiere cualquier trabajo. Eso por no hablar del miedo a contagiarse ni de las personas que se vieron afectadas, directa o indirectamente.

Y a eso le dijimos teletrabajo, pero el teletrabajo es mucho más que eso como ya hemos descubierto. No es sólo cuestión de hacer muchas reuniones asamblearias en vídeo, emulando así los errores de la vida presencial. Para trabajar a distancia necesitamos una metodología de trabajo y seguimiento diferente, no basada en la presencialidad y los horarios rígidos sino enfocada a resultados y centrada en proyectos.

Muchos responsables vieron de golpe como no tenían ninguna vía de control del estado del trabajo, exigiendo incluso informes constantes de realización de tareas. Todo porque la presencialidad permitía interrupciones, reuniones tanto inesperadas como eternas y una improvisación constante en la planificación y organización del trabajo. Y no es que el teletrabajo solucione todo esto de golpe, pero sí pone algunas cosas bastante más difíciles. Algunas organizaciones reaccionaron con agilidad, revisando en profundidad sus metodologías, herramientas y sistemas para crear una nueva forma de relacionarse, de comunicarse y de realizar el trabajo. Una forma basada en la autonomía, el enfoque a resultados y la automatización de tareas repetitivas y de bajo valor añadido.

Pero otra cosa estaba pasando en paralelo y es nuestra forma de consumir productos y servicios. Según un reciente informe publicado por IBM el comercio online en Estados Unidos crecerá este 2020 un 20%, una bestialidad teniendo en cuenta el contexto económico actual. Esto mientras a la vez las cadenas de distribución de productos no esenciales bajaban las ventas un 75%. ¿Qué son productos no esenciales? Pues por ejemplo, la ropa. Esto de andar por casa trabajando ha significado una baja drástica de las ventas, ya no hay que arreglarse para ir a trabajar.

Algunos grandes distribuidores como Walmart ya han reaccionado impulsando las ventas omnicanal, es decir, comprar en línea y hacer la recogida en la tienda. Y en un interesante movimiento Walmart ha anunciado su intención de comprar la red social TikTok. Y no lo hacen para ganar seguidores, lo hacen para entrar en el inmenso mercado chino de compra en línea, que es 10 veces mayor que el de los USA.

Pero el gran ganador en estos cinco meses no es otro que Amazon. Sus ventas han crecido un 40% en este periodo, ganando muchos nuevos clientes que han descubierto la comodidad de las entregas a domicilio.

Y aquí, qué ha pasado? Algunos grandes distribuidores como El Corte Inglés intentan discutir el liderazgo en la empresa de Jeff Bezos. Precisamente debido al confinamiento han crecido más las ventas en formatos Click & Mortar, esto es, distribuidores como ellos con tienda física. Al revés que en los USA. Curioso. Y, desde luego, ha habido muchas iniciativas de digitalización más locales. En el Priorat, por ejemplo, han lanzado el proyecto «Fet al Priorat» donde uno puede encontrar lo mejor de la mejor comarca del mundo mundial. Vinos, por supuesto, pero también gastronomía, cosmética y salud.
O como también kmCAT, un proyecto de venta online de productos de cooperativa que aspira a ser una referencia en su ámbito.

Todos estos proyectos intentan crear su propio futuro con toda la incertidumbre del mundo pero sabiendo a ciencia cierta que atrás ya no podemos volver. La principal conclusión del informe de IBM es que el consumo online ha crecido en cinco meses lo que habría hecho en cinco años.

Cinco años en cinco meses, así es como nuestras vidas se han acelerado.

Foto destacada de Saffu en Unsplash

Te presento el nuevo proyecto de Canal Consultor: la Escuela online

Te presento el nuevo proyecto de Canal Consultor: la Escuela online

Te presento la nueva Escuela Canal Consultor

Episodio #007 de Canal Consultor.

Esta semana el proyecto de Canal Consultor ha dado un paso muy importante haciendo que, por fin, la Escuela Canal Consultor sea una realidad.

Como sabes este proyecto quiere ser un punto de encuentro y de referencia para consultores y profesionales independientes. La formación es un elemento fundamental para poder seguir mejorando día a día como profesionales.

Y la consultoría, como tantos otros ámbitos, tiene unos cuantos retos de futuro pendientes.

En este episodio, mucho más corto de lo habitual, te cuento las principales novedades acerca de la Escuela y los cursos disponibles.

Momentos destacados

00:39 Escuela Canal Consultor: el nuevo proyecto de formación en consultoría
01:16 Los primeros cursos disponibles
01:30 Curso: Resetea tu productividad
02:58 Curso: Digitaliza tus cursos online
04:28 Cómo serán estos cursos

Recursos

Aquí tienes los enlaces a todos los recursos que se mencionan en el episodio:

Escuela Canal Consultor