Sobre mí

Ayudo a las marcas a impulsar sus proyectos en la red desde una perspectiva de negocio. He participado en numerosos proyectos de e-commerce, relanzamiento de marcas en la red o de estrategias de contenidos para generar nuevas oportunidades de calidad. Una de mis facetas que más me gusta es la de impartir cursos relacionados con el marketing digital y las herramientas digitales y, cómo no, charlas y conferencias en diferentes foros.

Mucha parte de mi tiempo libre se reparte entre mi vida más íntima y el liderazgo de TEDxPlaçadelFòrum. En 2014 decidí solicitar la licencia a TED para organizar un TEDx en mi ciudad junto a un verdadero equipazo de lujo que hace que todo sea posible. Organizar un TEDx me ha llevado a conocer a gente impresionante, historias increíbles que hacen que valga la pena la ingente cantidad de horas que exige el proyecto.

Además colaboro en la organización de Forquilla Business junto a tres grandes: Marta Domènech, Albert Pàmies y Xavier Plana. Juntos organizamos todos los meses unos desayunos de tenedor para gente de empresa con ganas de darle vueltas a las cosas y de seguir conectando en red. Un auténtico placer, la verdad. Es de esos proyectos que siempre te dejan con ganas de más.

Mi llegada a la red fue en 2007. Por entonces me apetecía escribir y publicar mis ideas, así que empecé otro blog (Somos personas, no recursos). Aquello fue en el 2007 y desde entonces he ido descubriendo las posibilidades que ofrecen las redes sociales y por supuesto lo que convenimos en llamar web 2.0. Quizá sólo es una etiqueta más, puede ser. Pero para mi no hay duda de las implicaciones en nuestras vidas, tanto en los individuos como en las organizaciones.

Sigo aprendiendo todos los días. Nuevos avances, nuevas tecnologías, nuevas herramientas, nuevas tendencias, nuevas aplicaciones, nuevas posibilidades…Te recomiendo echar un vistazo al Blogroll, allí encontrarás otros blogs y sitios que me sirven para ir tejiendo red y seguir aprendiendo. Hace mucho tiempo escuché eso de que para aprender primero hay que desaprender. Entonces no comprendí nada, pero ahora sí, ahora por fin he comprendido el sentido de esas palabras.

Y en eso estoy, constantemente desaprendiendo, desmontando andamiajes para poner otros nuevos que enseguida hay que volver a desmontar.

Si te apetece puedes encontrarme en estos otros sitios…y algunos más.