Twitercoaching

Twitercoaching

No, no me he vuelto loco ni intento vender humo con lo del coaching y twitter, que nadie tiemble. Twittercoaching se refiere a una sesión que se montó de forma espontánea para echar una mano a personas que ya se habían iniciado en twitter pero que seguían teniendo serias dudas con la gestión de listas, los favoritos, los acortadores, los RT’s, etc. Esas pequeñas cosas que pueden llegar a marcar la diferencia entre que le cojas el punto a twitter o te alinees con los que dicen que esto no sirve para nada.

El culpable de todo es Xavier Plana que la lió con este sencillo mensaje:

Xavier Plana

Xavier Plana i el twittercoaching

A partir de aquí y siguiendo la petición de Xavier un grupo de personas se apuntó a eso que convenimos en llamar #twittercoaching a modo de divertimento, sin más pretensiones. Se trataba de aclarar conceptos clave de la utilización de twitter y a la vez descubrir nuevas posibilidades y herramientas para una utilización más eficaz.

El resultado fue una tarde muy divertida (por lo menos para mí), con buena gente con muchas ganas de aprender y comprender el mundo de los 140 carácteres. Por supuesto, muchísimas gracias a todos por venir y por el buen rato que pasamos juntos.

Twitter no es complejo, pero es cierto que el ecosistema de aplicaciones alrededor de los mensajes hace que a algunas personas les cueste acercarse a twitter. O incluso cuando ya están participando de la conversación les cuesta vencer esas pequeñas barreras tecnológicas que te lo ponen todo mucho más fácil o no.
Dice Mario Benedetti que una vez leyó en un muro de Quito “Ahora que nos sabíamos todas las respuestas, nos cambiaron las preguntas“. Ya no valdrá más ir tirando con los cuatro conocimientos de ofimática básica, las nuevas habilidades digitales están ahí y más vale que la gente vaya espabilando.

Os dejo aquí la presentación (en catalán) que utilicé como refuerzo, aunque ya sabéis que lo mejor nunca está en la pantalla.

Recursos Humanos y las herramientas 2.0

Recursos Humanos y las herramientas 2.0

El pasado sábado tuve la oportunidad de participar en el Máster de Recursos Humanos que organiza la URV en el marco de la parte dedicada a Planes de Comunicación en la empresa.
Se trataba de una sesión corta con el objetivo de abrir la mirada a los participantes hacia los entornos propios de las herramientas 2.0. Habitualmente cuando nos referimos a las redes sociales y a la web 2.0 enseguida las organizaciones piensan en ventas, conversiones, visibilidad, reputación, y sobretodo en clientes. Ya hace un tiempo David Sánchez Bote publicó un post donde analizaba las modos en los que las herramientas 2.0 podían penetrar en las organizaciones, partiendo de un interesante criterio de división entre los agentes internos y externos. Posteriormente Carme Pla analizó este post comparándolo con una publicación de McKinsey en el mismo sentido, todo ello de interesante lectura.

Y es que no todo van a ser ventas y marketing. Las herramientas 2.0 pueden (y deben) ser una gran oportunidad para Recursos Humanos, un área que a menudo es la Cenicienta en las organizaciones, con mayoritaria dedicación a la administración de personal, sin más.

¿Pero acaso en las organizaciones no hay comunidades? Es más, ¿es que no son más que eso, una gran comunidad? Las personas no forman parte de la organización, son la organización. Así que porqué no empezamos desde Recursos Humanos a tomarnos algo más en serio los entornos 2.0 y les damos las vueltas necesarias para hacer de las personas de verdad lo más importante de las estrategias, a ponerlas en el centro. Pero no de boquilla y en un cartelito colgado en la sala de reuniones, sino con procesos participativos, facilitando entornos de colaboración y aprendizaje mutuos.
Premiando la meritocracia y creando el clima necesario para que la comunidad pueda vertebrarse entorno a proyectos concretos, sea capaz de organizarse y tomar decisiones a la vez que sienten que de verdad se les toma en serio.

Bien, os dejo la presentación que utilicé de refuerzo durante esa corta charla, en ella veréis algunas herramientas concretas que probablemente ya conocéis. Pero es que lo más importante no son las herramientas sino el uso que hagamos de ellas. En eso marketing lleva una buena ventaja a Recursos Humanos, a quién toca espabilar y rápido, que esto no espera.