Facebook migrate: pasar tu perfil a cuenta comercial

Facebook migrate: pasar tu perfil a cuenta comercial

Rectificación: Facebook ha retirado la posibilidad de convertir el perfil a cuenta comercial a consecuencia de las quejas de los usuarios y los problemas técnicos que iban apareciendo. Aunque la página de ayuda sigue en línea te lleva a la creación de una página de empresa, no a la conversión del perfil.

Muchas empresas abrieron en su momento perfiles personales (reservados por Facebook a individuos) en lugar de páginas comerciales, la opción diseñada para organizaciones. Sobretodo es algo que encontramos en el caso de multitud de pequeños negocios y comercios. De hecho, seguramente sin saberlo, están saltándose las normas de Facebook con lo que eso puede conllevar en cuanto a cancelación de la cuenta y la pérdida de datos.

En algunos casos acaba generando un verdadero problema ya que cuando la empresa de decide a dar el paso acaba perdiendo por el camino a un montón de contactos (amigos) que por el motivo que sea no se deciden a pasarse a la página.

Para darle solución a este pequeño embrollo en Facebook se han decidido a facilitar las cosas y ofrecen un proceso de migración que permite convertir un perfil personal en página comercial en muy pocos pasos.

En este proceso lo que consigue es que los amigos que teníamos anteriormente en el perfil ahora serán personas a las que “les gusta” tu página. Al haber finalizado el perfil personal que teníamos anteriormente se habrá convertido en la cuenta que administra la página. Y vale la pena recordar que ese perfil ya no será visible para las personas que visiten la página, al contrario de lo que sucedía antes.

El único contenido que será migrado junto con los amigos son las imágenes que tengamos en el perfil, por lo que conviene asegurarse previamente de tener a buen recaudo una copia de todos aquellos contenidos que tengamos en el perfil y que no queramos dejar atrás.

Con este paso se da un empujón para solucionar lo que para algunos ha sido un verdadero embrollo y a veces incluso un callejón sin salida. Sin embargo a mi me sigue pareciendo que en este aspecto Facebook se explica fatal y es algo que deberían dejar algo más claro en el proceso de alta.

Incluso dejar de forma más clara la diferencia entre un perfil personal, una página comercial, un grupo o una cuenta comercial. Por lo menos ahora empiezan a facilitar las cosas a los que erróneamente habían abierto un perfil personal y no tenían claro de qué manera darle la vuelta al asunto. Y como decía de alguna manera Facebook ha contribuido al malentendido.

Podéis consultar todos los detalles en la página de ayuda de Facebook en la que se explican las implicaciones del cambio.

1.826 días con twitter

1.826 días con twitter

Estamos de feliz aniversario. Hoy, 21 de marzo de 2011 Twitter cumple cinco años. Cinco años son un suspiro, pueden pasar muy rápido pero seguro que para la gente de Twitter las cosas todavía han ido a más velocidad. Desde que en 2006 echó a rodar el crecimiento ha sido espectacular y su repercusión en nuestra vida cotidiana cada vez es mayor. Sea para informarnos o simplemente para charlar con nuestros contactos cada vez somos más los que utilizamos Twitter de forma integrada en nuestras rutinas.

Ahora ya empieza a ser habitual escuchar referencias a la red en informativos de televisión, asistir a eventos con backchannel o ver cómo los famosos entran en Twitter con mayor o menor fortuna. Y por supuesto, las consabidas crisis de reputación a cuenta de jugosos resbalones.

Con ocasión del aniversario los amigos de La información han publicado una infografía de estos cinco años de Twitter que reproduzco aquí en tres partes. Sirva a modo de resumen y celebración de los avances conseguidos hasta ahora. Será estimulante ver qué ocurre en el futuro con Twitter, ¿te apuntas?

Perfil tuitero

Los que más tuitean

Los que más tuitean

Top 10 followers

Top 10 followers

La etiqueta en twitter

La etiqueta en twitter

El otro día en una conversación informal volvió a salir el tema de lo que se debe o no hacer en twitter, sobre la etiqueta. La cosa venía porque una persona que recién se había dado de alta todavía tenía dudas sobre la terminología (no es sencillo al principio) o sobre porqué desconocidos de repente se ponían a seguirla o incluso cómo le habían detectado.

¿Qué hacer en esos casos? ¿Devolver el follow sin más? ¿Agradecerlo con un frío mensaje predefinido?

Y, ¿porqué me siguen? Compruebo su perfil y, la verdad, no veo nada que me interese; ¿se espera que le siga?

Hace pocas semanas Tristán Elósegui nos dejó un buen post que os sugiero revisar para comprender cómo se sabe lo que contribuye y lo que no en eso que llamamos influencia.

Pero claro, no todo el mundo está pendiente de su Klout Score. Básicamente la cuestión está en que una parte de los que circulan por twitter tienen una estrategia sobre cómo desarrollar su presencia y un buen número de ellos pues sencillamente no.

Lógicamente existe un número de personas que no están en twitter simplemente para pasar el rato sino que forma parte de su estrategia de presencia en la red, de su identidad digital y por tanto necesitan saber en qué medida lo que hacen les acerca a sus objetivos o no. Y ahí es donde entran herramientas como Klout o Twitalyzer.

Claro, si sólo tenemos eso en cuenta cada vez que vemos un mensaje de buenos días que incluye varias direcciones de twitter y que a continuación genera una cascada de respuestas podemos pensar dos cosas. Una, que está buscando replys y retweets para mejorar sus ratios de influencia. Otra, que simplemente se pretende ser simpático de buena mañana. ¿Es el hombre un lobo para el hombre? ¿Cómo saberlo?

¿Hay que seguir a todo el que nos sigue? No hay una sola respuesta a esta pregunta. Como es evidente, mientras la red es pequeña no hay problema alguno. Tan solo es una cuestión de cortesía y de si estamos dispuestos a leer los mensajes de alguien sólo porque se haya hecho seguidor nuestro. Ahí cada cual. Haciéndonos seguidores de forma recíproca les dejamos la opción a que nos envíen mensajes directos privados, si no será imposible. Además, ¿cómo saber si alguien puede resultar interesante en twitter si ni tan siquiera le damos una mínima opción?

Pero cuando la red crece en centenares o en millares la cosa se complica. La única forma de mantener conversaciones es monitorizando la red con listas, palabras clave y etiquetas. Entonces es cuando algunos deciden no seguir a todos sino a unos cuantos y a menudo la propia red les califica de gurús, con mayor o menor acierto, por aquello de que no siempre responden a las menciones, etc. Esta misma mañana chicageek se daba por aludida a raíz de un post sobre el tema, ella es una prueba de lo malas que son las generalizaciones.

El mensaje de @chicageek

Entonces si eres de los que ha llegado a twitter sin una estrategia previa, simplemente por curiosidad, ¿qué narices hay que hacer con los seguidores?

Pues lo que te venga en gana, nadie tiene escondido un librito de lo que se debe hacer y además es bueno para todos que siga así, sin normas de etiqueta. De forma que vete avanzando sin rubor ni vergüenza, aquí nadie vino aprendido de casa. El único requisito que se pide para estar en twitter es querer estar en twitter.

Compartir enlaces con bit.ly

Compartir enlaces con bit.ly

Seguro que muchos conocéis bit.ly, es una buena opción para acortar enlaces y así poder compartirlos en twitter, facebook o por correo electrónico. Pero lo cierto es que bit.ly es mucho más que una alternativa entre otras muchas para nuestro cliente de twitter.

Entre las opciones que nos ofrece quizás las más destacadas sean:

  • Utilizar bit.ly como acortador por defecto en aplicaciones como echofon o tweetdeck o seesmic. Todas ellas lo tienen entre sus opciones de configuración. Si tienes perfil abierto en bit.ly es muy sencillo ir a tus preferencias en cualquiera de esas herramientas e indicarle que tu acortador favorito es bit.ly.
  • Compartir enlaces directamente desde tu navegador a través de un marcador, bien sea en modo standard o con la barra lateral. Si estás leyendo un post interesante y te apetece compartirlo en twitter con esta última opción directamente le das al marcador y se despliega una barra lateral con todas las opciones. Así te evitas abrir tu cliente de twitter y que se cuelen todas las interrupciones en forma de RT’s, Replys o DM’s.
  • Compartir enlaces acortados desde tu perfil en bit.ly. Los enlaces que vas compartiendo generan un Public Timeline, que por cierto puede ser monitorizado con un RSS. Además para cada enlace compartido nos ofrece una página de información sobre la difusión alcanzada. Incluso junto al detalle de cada enlace nos ofrece un código BIDI que lleva directamente a la URL acortada. Y también podemos acceder a esta información simplemente añadiendo el signo “+” a la URL generada por bit.ly, introducirlo en la barra de navegación y listo:

Información de los enlaces en bit.ly

Para aquellos que quieran más detalle sobre el recorrido de sus enlaces compartidos siempre queda la opción de acudir a herramientas como tweetreach, pero bit.ly también nos ofrece algunos datos interesantes con las estadísticas de su menú Analyze en cuanto a las plataformas desde las que nuestro enlace ha sido visitado. Eso nos da una idea de en qué lugares estamos teniendo mayor o menor repercusión y qué plataformas utilizan:

Referring sites

Bundles

Una función quizás infrautilizada en bit.ly sean los bundles (algo así como paquetes o grupos de enlaces). Imaginemos que yo habitualmente comparto información relevante que voy encontrando por la red sobre un tema determinado, por ejemplo, gastronomía.Entonces probablemente estaré compartiendo enlaces sobre recetas, videos, eventos relacionados, artículos de opinión, etc. En ese caso con bit.ly puedo agrupar los enlaces relacionados con gastronomía y crear un enlace que los agrupe. Desde bit.ly además incluyen una vista previa de la página de destino de cada uno de ellos, con lo que las posibilidades de difusión se multiplican.

Un buen y creativo ejemplo de lo que se puede hacer con los bundles lo tenemos en el creado por Jauntsetter (una web para viajeros de NYC) sobre los sitios más interesantes y destacados de Washington: enlaces sobre hoteles, el metro de Washington DC, los lugares más cool en una determinada zona, etc.).

Jaunsetter’s best places en Washington

El marketing político en las redes sociales (II)

El marketing político en las redes sociales (II)

Hace unos días escribí aquí mismo sobre el video de Alejandro Fernández que ha dado ya la vuelta a la red en referencia a cómo practican el marketing en las redes sociales nuestros políticos. De hecho el mismo Alejandro después de haber comentado en su blog se dirigió a mi directamente y pudimos mantener una charla que aunque digital debo decir que fue cordial y abierta. Como es obvio no vamos a estar de acuerdo en el empleo del video pero por lo menos se agradece el debate. Básicamente lo que yo le venía diciendo a Alejandro es que echaba de menos una utilización de las redes que fuera más de lo mismo. Es decir, que como ciudadano lo que espero no es que cojan el mismo megáfono y ahora me lo apelliden 2.0. No.

Días después de eso y con el tema resonando todavía por mi cabeza me llega un artículo en Read Write Web España en el que se habla de la experiencia del Primer Ministro palestino, Salam Fayaad, en Facebook. Os recomiento leer la entrada original, por supuesto, aquí voy a limitarme a hacer un breve resumen para no pasar por los mismos lugares.

A raíz de los recientes acontecimientos en Túnez y Egipto Fayaad disolvió su gobierno, por lo que está obligado a formar uno nuevo en el plazo de seis semanas. Para ello ha decidido apoyarse en las herramientas que le ofrecen las redes sociales y una de sus iniciativas ha sido abrir una página en Facebook desde la que hace crowdsourcing:

Salam Fayaad en Facebook

Salam Fayaad en Facebook

La idea principal es recoger en este foro las opiniones y propuestas de los más jóvenes, precisamente la franja de edad que seguramente ha protagonizado las revueltas en otros países y que ha utilizado las redes sociales como vertebrador de su causa. Y parece que de momento la cosa le funciona, en las primeras horas recibió más de 1.000 aportaciones y ya va por 22.000 fans a fecha de hoy. La captura que os he puesto aquí está realizada con pagemodo, una herramienta para desarrollar páginas en Facebook gratuita, aunque con opciones de pago.

Habrá que ver y analizar con el tiempo si esta iniciativa responde a una verdadera intención de abrir la política en Palestina a la participación y si realmente recogen las ideas y propuestas que les lanzan. Porque si no es más que un gesto de cara a la galería me imagino que el movimiento de rechazo que se podría generar sería tan fuerte que sus días estarían contados. Estaremos atentos.

Foto de cabecera de quickredfoxandkits en flickr