¿Qué ofrece Foursquare a un pequeño negocio?

¿Qué ofrece Foursquare a un pequeño negocio?

8:30 de la mañana. Eres el propietario de una cafetería y ves en Foursquare que Javier, que cada día pide lo mismo, acaba de comentar en su red que tu pincho de setas con pimientos es el mejor de la ciudad. ¿No se lo vas a agradecer? Montse compite con él para lograr la alcaldía de tu bar y acaba de entrar por la puerta. ¿No te gustaría premiarla, animándola así a volver?

Foursquare, al igual que Gowalla o Facebook Places basa su dinámica en que la persona comunique en la red dónde está en un momento determinado. Pone en común tres elementos: el posicionamiento por GPS que da un teléfono inteligente (iphones, androids, blackberrys y otros dispositivos varios), la red social de cada uno y las ubicaciones físicas (tiendas, restaurantes, bares, centros deportivos, o cines entre otros muchos). En Genbeta encontraréis una explicación detallada sobre qué es y cómo funciona al detalle.

En el ejemplo anterior, entro en un bar a desayunar, abro Foursquare y comunico mi presencia. Cualquier miembro de mi red podrá ver entonces que estoy allí y por tanto facilitarnos el contacto presencial.

Cada vez que voy verificando mi presencia en los lugares acumulo unos puntos que se traducen en un ranking semanal entre los miembros de mi red. Y además cuando he verificado mi presencia en esa cafetería de forma repetida y con más frecuencia que cualquier otro usuario me convierto en su “Mayor”. O sea, la cafetería en cuestión tiene totalmente identificado no sólo a los que han informado de su presencia recientemente sino a la persona que más veces lo ha hecho.

Pero lo más interesante es que cualquiera puede dar de alta una tienda, un palacio de congresos, una oficina de Ministerio o la panadería de la esquina. Y además dejar comentarios y recomendaciones para los demás. Esos tips que van quedando los recupero en cuanto visito la ficha de un punto foursquare.

En el caso de la cafetería, imaginemos un tip al estilo de: “debes probar el zumo de frutas del día, ¡espectacular!”, “wifi gratis”, “buenos bocadillos y mejores pinchos” o también “imposible por las mañanas” o “el camarero es un maleducado, el servicio es un asco”.

Así que ojito con no tener ni idea sobre qué dicen de nosotros en la red. Y no lo digo por meter miedo, sino porque tal vez aquello que están destacando no es justo lo que pensábamos o puede que su percepción de lo que ofrecemos se desvíe de nuestra particular opinión.

Imaginación al poder. La oportunidad para abrir un nueva vía de promoción es importante y el coste es francamente bajo. Algunas ideas para acciones comerciales desde un punto de vista de pequeño comercio:

  1. Premios especiales para el mayor (café o zumo gratis, descuento en precio, por poner un ejemplo). Recordemos que para conseguir ser el mayor debes visitar el local con más frecuencia que nadie y ¡que sólo hay uno!
  2. Promociones específicas para foursquare: un cartel en la puerta del comercio que ofrezca condiciones especiales para los miembros de esa red. Y por supuesto integrarlo en las herramientas digitales de que se disponga, blog, twitter, facebook o lo que sea.
  3. Organiza un evento especial para los que te visitan más, o dales un descuento exclusivo.
  4. Haz ofertas específicas en momentos de la semana o del día que más te convengan.

Sólo son ideas, cada uno se las debe aplicar a su negocio y ver cuáles le encajan…¡e inventarse sus propias reglas foursquare!

¿A qué esperar pues para dar de alta tu negocio?

CAT:
8:30 de la mañana. Eres el propietario de una cafetería y ves en Foursquare que Javier, que cada día pide lo mismo, acaba de comentar en su red que tu pincho de setas con pimientos es el mejor de la ciudad. ¿No se lo vas a agradecer? Montse compite con él para lograr la alcaldía de tu bar y acaba de entrar por la puerta. ¿No te gustaría premiarla, animándola así a volver?

Foursquare, al igual que Gowalla o Facebook Places basa su dinámica en que la persona comunique en la red dónde está en un momento determinado. Pone en común tres elementos: el posicionamiento por GPS que da un teléfono inteligente (iphones, androids, blackberrys y otros dispositivos varios), la red social de cada uno y las ubicaciones físicas (tiendas, restaurantes, bares, centros deportivos, o cines entre otros muchos). En Genbeta encontraréis una explicación detallada sobre qué es y cómo funciona al detalle.

En el ejemplo anterior, entro en un bar a desayunar, abro Foursquare y comunico mi presencia. Cualquier miembro de mi red podrá ver entonces que estoy allí y por tanto facilitarnos el contacto presencial.

Cada vez que voy verificando mi presencia en los lugares acumulo unos puntos que se traducen en un ranking semanal entre los miembros de mi red. Y además cuando he verificado mi presencia en esa cafetería de forma repetida y con más frecuencia que cualquier otro usuario me convierto en su “Mayor”. O sea, la cafetería en cuestión tiene totalmente identificado no sólo a los que han informado de su presencia recientemente sino a la persona que más veces lo ha hecho.

Pero lo más interesante es que cualquiera puede dar de alta una tienda, un palacio de congresos, una oficina de Ministerio o la panadería de la esquina. Y además dejar comentarios y recomendaciones para los demás. Esos tips que van quedando los recupero en cuanto visito la ficha de un punto foursquare.

En el caso de la cafetería, imaginemos un tip al estilo de: “debes probar el zumo de frutas del día, ¡espectacular!”, “wifi gratis”, “buenos bocadillos y mejores pinchos” o también “imposible por las mañanas” o “el camarero es un maleducado, el servicio es un asco”.

Así que ojito con no tener ni idea sobre qué dicen de nosotros en la red. Y no lo digo por meter miedo, sino porque tal vez aquello que están destacando no es justo lo que pensábamos o puede que su percepción de lo que ofrecemos se desvíe de nuestra particular opinión.

Imaginación al poder. La oportunidad para abrir un nueva vía de promoción es importante y el coste es francamente bajo. Algunas ideas para acciones comerciales desde un punto de vista de pequeño comercio:

  1. Premios especiales para el mayor (café o zumo gratis, descuento en precio, por poner un ejemplo). Recordemos que para conseguir ser el mayor debes visitar el local con más frecuencia que nadie y ¡que sólo hay uno!
  2. Promociones específicas para foursquare: un cartel en la puerta del comercio que ofrezca condiciones especiales para los miembros de esa red. Y por supuesto integrarlo en las herramientas digitales de que se disponga, blog, twitter, facebook o lo que sea.
  3. Organiza un evento especial para los que te visitan más, o dales un descuento exclusivo.
  4. Haz ofertas específicas en momentos de la semana o del día que más te convengan.

Sólo son ideas, cada uno se las debe aplicar a su negocio y ver cuáles le encajan…¡e inventarse sus propias reglas foursquare!

¿A qué esperar pues para dar de alta tu negocio?

¡Hola!

¡Hola!

Empiezo este blog con mucha ilusión, con ganas de contar cosas, de opinar, de debatir pero sobre cualquier otra cosa de compartir. Me he animado a lanzarlo para poder tener un lugar propio desde el que poder compartir y vivir en primera fila algo tan estimulante como es todo lo relacionado con internet, las redes sociales y en definitiva los entornos digitales.

Aquí me encontrarás, espero poder ganarme tu confianza y que nos veamos a menudo por esta casa. Seas bien recibido, tú y tus comentarios.